La fundación

LOS PUEBLOS ORIGINARIOS EN ARGENTINA

Los Pueblos Originarios que han habitado y habitan el territorio de lo que hoy conocemos como Argentina se han visto históricamente sometidos a un proceso de enajenación, invisibilización, explotación y exterminio, expresado bajo los efectos de diversas modalidades, algunas de las cuales aún persisten.

En nuestra historia reciente la Nación se construyó sobre la idea de la “inexistencia” de los Pueblos Originiarios, promoviendo el equívoco de un estado blanco y europeo que niega nuestra pluriculturalidad.

Durante la última década del siglo XX, se ha logrado su reconocimiento constitucional, la incorporación de tratados internacionales y un conjunto de leyes en favor de los derechos que los asisten. Más allá de la vigencia de estas normativas observamos una deficiente o nula implementación de estos mandatos, lo que implica que los derechos que asisten estos pueblos no se hacen efectivos.

Los Pueblos Originarios siguen luchando para que se les reconozcan sus territorios, para que se les reconozca en su identidad, por una educación bilingüe e intercultural, el acceso a la salud, y la realización de todos sus derechos. En definitiva, para que se los reconozca como pueblo. No obstante, esta lucha está sistemáticamente invisibilizada o estigmatizada para el conjunto de la sociedad.

NUESTRA METODOLOGÍA

La metodología de trabajo que empleamos implica el esfuerzo de superar viejas prácticas voluntaristas, paternalistas, y las permanentes prácticas clientelares ejercidas desde distintos intereses: políticos, religiosos e incluso de organizaciones no gubernamentales.

Nuestro método de trabajo apunta a construir espacios alternativos a partir de los cuales lograr el fortalecimiento organizativo inter e intracomunitario y de procesos autogestivos.

Nuestra modalidad de trabajo no es la respuesta sin más hacia los pedidos que las organizaciones y comunidades nos hacen, sino que se centra en una construcción conjunta, colectiva y crítica de éstos. Es así como a partir de una problematización de los términos en los que se plantean las demandas, los proyectos colectivos y participativos se construyen verdaderamente apropiados.

Pensamos que trabajando en proyectos puntuales, debidamente consensuados, apropiados, participativos y articulados entre sí se logran avances genuinos y persistentes. De esta manera, cada objetivo que se alcanza produce un efecto multiplicador sobre los otros. Sin embargo, las condiciones de extrema pobreza y marginación social, económica, política y cultural a las que se ven sometidos los Pueblos Originarios, como así también la necesidad de profundizar en el conocimiento y acción sobre esta realidad, requiere siempre de esfuerzos y apoyos renovados.

Los integrantes de Originarios consideramos que es necesaria la producción de un nuevo conocimiento junto a las poblaciones indígenas en el marco de un trabajo consensuado, crítico y sistemático. Un conocimiento que no se detenga en las apariencias y que continúe reproduciendo falacias, prejuicios y estigmas.

Creemos que estas formas de hacer el trabajo que nos proponemos permiten construir un saber y una práctica de manera colectiva en la que todas las partes aportan para la acción transformadora de esta realidad.

OBJETIVOS

Acompañar proyectos de desarrollo socioculturales que respondan a requerimientos específicos y que cuenten con el debido resplaldo y participación activa de sus integrantes.

Gestionar la obtención de recursos financieros, materiales y humanos para la ejecución de dichos proyectos.

Promover la formación de redes de intercambio de saberes y experiencias, de producción de conocimientos y estrategias de acción

Aportar en el fortalecimiento de las distintas formas organizativas.

Cooproducir instrumentos de comunicación y difusión.